miércoles, 14 de octubre de 2015

Lluvia dile.



Mientras el sonido del calor refleja el tiempo en gotas, la lluvia no deja de golpear el ventanal transparente de ilusiones. Puedo ver el viento, puedo percibir el baile del agua que no dejan espacio para el recuerdo, lo traen, lo mojan, lo inundan y lo desaparecen.
Me ilumina la luz eléctrica natural de la noche empapada y vestida de gris, alguien me espía sobre la cama, alguien se sonroja escuchando el cantar de mi respiración.
Siento sus pasos atrás, en cada sombra de mi silueta inquieta.
 Respiro con el sol y las nubes encontrando libertad en cada mañana al  viajar en un destello de paisajes urbanos.
Hay mucho que aprender de las nubes, de las formas y de la imaginación.
Quiero dibujar en el cielo mis reflejos de alegría,  no quiero dejar de caminar lugares que nunca pensé, dejándome llevar por corrientes pasajeras.
Me basta con verme bailar, volando hacia el mar.
Vida hermosa, estas acá.
Sueño profundo, quédate un rato más.
Suspiro eterno, múdate a mi almohada.
Trueno voraz, devórame en trozos.
Canción mágica, derrámate en mi sangre.
Pasos al costado, escucha mi andar sobre veredas rotas.

Como una brisa que viaja y dibuja miradas disfruto la lluvia.
Plena y variada.

domingo, 9 de agosto de 2015

Bienvenida.



Entre el largo viaje y la catarata pidiendo salir de mis ojos, llene la bañera de agua celeste.
Se perdieron los colores al desnudarme.
Al llegar solo vi negro, o solo pude ver oscuro.
El bordo de un vino me esperaba sobre la mesa
El verde de las flores latía en la lata donde viven.

Respiraba libertad violeta y un poco de azul sobre las noches húmedas.
Al hundirme en la fuente de agua celeste, me detuve en mis pechos.
Fueron luces las que vi, en donde me perdí varios minutos.
Tuve cuatro impulsos manejados por mis piernas y el contorno de mis hombros,
Pero sólo me deje llevar por la copa bordo que esperaba mi tacto.

Una melodía sonaba lentamente, casi no la recuerdo.
Creo haber olvidado todo, o por lo menos el negro inicial.
Mis caderas, apuntaban a la luz.
Mis ojos, al mar artificial producto de mi cuerpo.
Mis miedos, se hundieron y pude saludarlos de lejos.

Una bocina o el timbre gritaron, pude incorporarme.
Reconocí mi lugar, era mi sitio.
Bienvenida.







miércoles, 1 de julio de 2015

Malabares.

Estar entre tus piernas
Requiere su tiempo
Con ideas pasajeras
Y fantasías eternas.

Pero si el viento es fuerte
Claro, seco, fresco
Me confundo con la brisa
De tu andar imperfecto.

¿Qué vas a poder preguntar?
Si tu escape es perfecto
Si tu sombra fue el protagonista
De este renglón del cuento.

De pronto se prendieron las luces
Y quedaste al descubierto
Eras el ejemplo
Conocido del momento.

Y en un bar de bailarines
Entre copas y malabares
Te descubrí siniestro.
Ya perdí mi boleto
Rescátame de este juego.

¿Qué vas a poder preguntar?
Si tu escape fue perfecto
Ya perdí mi boleto
Rescátame de este juego

Ya perdí mi boleto

Rescátame de este juego.